viernes, julio 19, 2019
Home | Columnistas | Ana Simó | Calidad de tiempo para los hijos

Calidad de tiempo para los hijos

Ana Simó – Psicóloga clínica, Terapeuta sexual, de pareja y familiar

“La paz y la armonía constituyen la mayor riqueza de la familia”. Benjamin Franklin

Lo que más escuchamos en todos los ámbitos, es “el tiempo no me da”, “quisiera que el día tuviera más horas”… Y es que vivimos en un mundo cada vez más acelerado, donde salir de casa antes de las 8 de la mañana y regresar al atardecer, es una realidad que muchas familias viven día tras día.

Si bien es cierto, que los compromisos laborales y las actividades extracurriculares, son un complemento de la vida moderna, también es cierto, que es cada vez es más reducido el tiempo disponible para compartir en familia.

Hoy es una realidad y no podemos obviarlo, la calidad de tiempo debe ir acompañada de cantidad, pues si nos llevamos sólo del tiempo que “sobra” para los hijos, entonces es imposible tener una buena relación con ellos.

Es por esto, que más que cantidad de tiempo, es importante que los padres regalen a sus hijos, tiempo de calidad. Las estadísticas que he podido llevar en mi centro, arrojan que la queja principal de los padres, es que no les dedican más tiempo a los hijos por trabajar para darles una mejor calidad de vida. Además, entienden que comparado con lo que sus padres le dedicaban a ellos, no lo están haciendo mal (aquí los hombres hablaban del padre periférico pero proveedor y la madre era la educadora).

El tiempo de calidad, tiempo del acurruque, tiempo de amor, o cualquier otro nombre con el que desees identificarlo, es ese espacio destinado para compartir con nuestros hijos e hijas, ese momento del día, que al margen de lo que representa rutina, nos permite estrechar los lazos afectivos y conocer más de nosotros mismos como padres y de ellos como hijos.

 Mi Propuesta para los Padres:

El tiempo de calidad es tiempo individual de cada padre con cada niño. Es decir, que si en la familia, hay tres niños, cada padre, por separado, compartirá con cada hijo de manera individual.

La calidad es más importante que la cantidad, es preferible, dedicar 15 minutos, otorgándoles toda nuestra atención a nuestro hijos, que 30 minutos, en los que mientras estamos con él o ella, contestamos el celular, o somos interrumpidos constantemente.

No interrupciones. Planifica tu tiempo de manera que no existan interrupciones mientras compartes con su hijo/a.

Haz de este tiempo una rutina. Si no pudo cumplirse en la mañana como es la costumbre, planifica otro momento del día para realizarlo.

Aprovecha las oportunidades, si su hijo/a está viendo televisión o jugando en la computadora, siéntate con éste para pasar un ratico, que a pesar de que quizás no se hable, sentirá que estás ahí sentado/da por él/ella.

Hazle saber que ese momento es especial. Nuestros hijos perciben todo, hazle sentir lo importante que es para ti ese momento que comparten.

Demuéstrale interés por sus cosas a pesar de parecerte tonto, recuerda que nosotros pasamos por este ciclo y nuestros temas eran lo más importante en ese momento.

Hazlo divertido. Permita que su niño/a elija la actividad que van a realizar y participe con entusiasmo. No te quejes de que le duele el cuerpo o que ya estás muy viejo/a para esos juegos, nuestros hijos no entienden eso y para ellos es simplemente un rechazo de mami o papi.

Check Also

¿Será Amor?

¿Será Amor? Ana Simó – Psicóloga clínica, Terapeuta sexual, de pareja y familiar Rita llega …

http://www.themesfreedownloader.com latest government jobs stock market tutorial