viernes, diciembre 14, 2018
Breaking News
Home | Columnistas | Juan José Calcaño | La privacidad en las redes y nuestros hijos
Portrait of cute young girl seeing cartoon at digital tablet while sitting at living room with his father.

La privacidad en las redes y nuestros hijos

Por Juan José Calcaño – [email protected]

Como padres, es normal que nos haga sentir muy orgullosos los logros de nuestros hijos, incluso el solo existir, nos hace sentir orgullosos de ellos, tanto así que queremos compartir todo lo posible, tomarles fotos, o grabar vídeos de todas sus ocurrencias, peripecias y logros. Todas esas fotos son un tema social cada vez que tenemos visitas en la casa, o mostramos la galería del celular a los amigos.

Pero, ¿qué pasa cuando queremos compartir todo eso con el mundo? Es aquí cuando nuestra inocente intención se convierte en el peligroso sharenting.

El “sharenting“ es un término que proviene de share (compartir) y parenting (paternidad), consiste en documentar las primeras sonrisas, palabras, pasos… y cada una de las anécdotas de los más pequeños en Facebook, Instagram y otras redes sociales.

Para algunos padres, esta costumbre es algo normal y natural, y no ven nada malo en publicar cada aspecto de su infancia, otros procuran limitar la presencia de sus hijos en las redes. Pero la realidad sobre esto, es que compartir demasiado es un peligro, ya sea de un niño o adulto.

En la actualidad estamos viendo la primera generación en la que toda la vida de una persona transcurre en un ambiente digital, todo lo que hagamos de ahora en adelante puede quedarse grabado eternamente en Internet, y cualquier información estará a una búsqueda de distancia, por lo tanto todo lo que publicamos, pone en peligro potencial a las futuras generaciones, abriendo las posibilidades, en el caso más conservador, de fraudes y estafas.

Toda la información que compartimos sobre nuestros hijos, eventualmente puede llevar a ser utilizada para hackear sus claves de acceso, o utilizar los datos para suplantar su identidad. Debemos recordar que muchas de nuestras claves de acceso son cosas que recordamos de nuestro pasado, y de hecho muchas de las respuestas de las preguntas clave que usamos, son cosas como el nombre de nuestro primer perro, la calle donde vivíamos cuando pequeños, etc.

Que sean nuestros hijos, no debe hacernos olvidar que ellos tienen derecho a una vida privada, y por lo tanto debemos velar por eso, así como intentamos cuidar la nuestra. Algunas medidas que podemos tomar para proteger en cierto sentido su integridad digital, es evitar compartir muchos detalles, sobre sus apodos, nombres completos, fechas de cumpleaños, rutinas (cursos y actividades), lugar de residencia, nombre y uniforme de su colegio, nombre de sus mascotas, y sobre todo, respetemos su dignidad, evitando compartir fotos de ellos en trajes de baño o como hacen algunos padres, las inocentes fotos de sus bebés desnudos.

Recuerden respetar su privacidad y no compartir fotos que si fueran a ustedes que se las tomaron, no les gustaría que se compartieran, después de todo, las huellas digitales son muy difíciles de borrar y no es por casualidad que tanto Facebook como Instagram han bloqueado la creación de perfiles para niños menores de 13 años.

Es nuestra obligación proteger a nuestros pequeños, y no debemos utilizarlos para conseguir unos cuantos “likes”.

Check Also

Hable con su casa que algo queda

Froilán Fernández – @froilan – [email protected] Con más de cinco décadas de evolución, el arte …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

http://www.themesfreedownloader.com latest government jobs stock market tutorial