lunes, septiembre 23, 2019
Breaking News
Home | Destacados | Casos y Rostros | La Historia me da risa

La Historia me da risa

Dicen que hay quienes ven el vaso medio lleno y otros que lo ven medio vacío, pero en realidad para los que nos dedicamos a ser historiadores, la cantidad que tenga el vaso es irrelevante, lo importante es saber en qué año se fabricó

Por Lucas Monsalve – Historiador

Ambrose Bierce, el cáustico escritor norteamericano del siglo XIX, definió a los historiadores como “chismosos de amplio espectro”. Y tiene razón. Qué afán de seguir removiendo en el pasado cuando “el pasado pisado está” –como decía mi abuela-. Más aún cuando el célebre ilustrado Voltaire nos dijo hace 300 años que “la Historia es la fábula acerca de la cual todos nos hemos puesto de acuerdo”. Y nosotros allí, insistiendo en narrar historias.

Yo sinceramente ya me cansé de contar cuentos de cosas que no he visto y de hablar mal de los muertos. Ustedes sabrán si se conocen o no estos chismes. Yo me dedicaré a reírme de ellos.

También es verdad que la Historia se ha ido complicando con el pasar de los años. Cuentan que un niño cromañón llegó a su caverna un día con las notas de la escuela y al verlas su padre le dijo: “Admito que te raspen en clases de caza porque eres pequeño y no puedes con los mamuts; puedo entender que repruebes pintura rupestre porque el sentido de la estética aún no lo tenemos muy desarrollado; ¡pero es inconcebible que suspendas Historia cuando llevamos sólo media página!”.

Pobres cromañones y momias, hay que ver para lo que quedaron. Después de descansar miles de años en paz, vinieron a terminar jurungados y expuestos por culpa de los arqueólogos. Por cierto, hablando de aprendices de Indiana Jones, ¿ustedes saben cuál es la diferencia entre un ladrón de tumbas y un arqueólogo? Que el ladrón cuando llega a una sepultura se lleva todo lo de valor que consigue, mientras que el arqueólogo se tiene que conformar con lo que le dejó el ladrón. Sin embargo, ser arqueólogo tiene grandes beneficios, ya lo decía Agatha Christie: “Cásate con un arqueólogo. Cuanto más vieja te hagas, más encantadora te encontrará”.

No obstante, sin quitarle merito al héroe que mantuvo a flote a toda una generación (Noé), ni a la primera mujer que logró que su hijo se aprendiera de memoria las Tablas (la madre de Moisés), nuestra verdadera Historia comienza con Grecia y Roma. A ellos debemos mucho de lo que somos. Tanto es verdad que nosotros aún contamos chistes muy parecidos a los de ellos.

No se imaginen los chistes griegos de filosofía o política, la mayoría de sus chistes versaban de sexo, borrachos y cosas escatológicas. Algunos de estos se encuentran recogidos en el libro Philogelos, cuyo origen se remonta al siglo IV d.C.

Hay ejemplos como este, que pudiéramos catalogar ciertamente como un chiste viejo: “Un misógino asiste al entierro de su mujer y alguien que pasa le pregunta: ¿Quién descansa aquí? El viudo responde: ¡Yo, ahora que me he librado de ella!”.

Y es que situaciones “embarazosas” han existido desde tiempos antiguos, y ya nunca sabremos la verdadera historia.

Cuando el emperador Augusto estaba de viaje por su imperio vio a un hombre que era idéntico a él. Intrigado preguntó: “¿Estuvo tu madre al servicio en palacio alguna vez?”. “¡No, su altísimo!” -respondió aquel hombre- “¡pero mi padre sí!”.

Luego llegó la Edad Media, mil años en los que todo el mundo rezó mucho y sólo hubo guerras y pestes. Para conocer esta época basta saber que existieron los castillos, con sus princesas, caballeros y enormes dragones, pero eso ya nos los ha enseñado Disney. Lo que nunca nos han contado fue de la frustración de los dragones. En el siglo XII, un dragón combatía contra un caballero de armadura impresionante, se para, le mira y dice: “¡Qué desgracia! ¡Siempre me toca comer carne enlatada!”.

De todas maneras es bueno saberse bien la Historia para que no nos pase como aquél niño (que algunos llaman Jaimito) cuando su maestra le preguntó: “¿Quién fue Juana de Arco?”. Y él contestó “Una drogadicta, maestra”. “¿De dónde sacas eso?”. “¡Del libro, que dice que murió por heroína!”. Lo bueno, es que cuando le tocó examinarse sobre la Edad Moderna se salvó con la pregunta de la profe

Check Also

La importancia del Cine Nacional

Por Tita Hasbun/ [email protected]/ @tita.hasbun “El cine es un espejo pintado” Ettore Scole El cine …

http://www.themesfreedownloader.com latest government jobs stock market tutorial