sábado, noviembre 9, 2019
Breaking News
Home | Destacados | Casos y Rostros | Mensaje en una botella

Mensaje en una botella

Por: Tita Hasbun- tita.hasbun@gmail.com – @tita.hasbun “El Arte tiene un poder único para trascender las diferencias y conectarse con las personas en un nivel visceral y compeler la acción Asher Jay, National Geographic Explorer. Artista. Diseñadora. Escritora. Altavoz

Hay mil maneras de viajar; en avión, bus, tren, carro, barco, hasta en dos patas. Románticamente, a través de una lectura, una película, una historia, un cuento y hasta una anécdota. Pero ¿se imaginan el fantástico viaje que realiza un mensaje en una botella que ha sido lanzada al mar? y la sorpresa para quien o quienes la han encontrado? Sí, es una experiencia skakespeareana sin dudas. Pero, en éste relato no les hablaré de algún marinero que ha aventado un mensaje de amor en el mar de Gibraltar, ni soldado que en plena guerra se despide de su familia en un mensaje dentro de una botella por el canal de La mancha, tampoco de sacerdotes que evangelizan con mensajes ocultos en botellas que navegan los mares de ultradistancia. Aquí, señores, hablaremos de algo muy serio: las botellas de plástico que son un desvelo mundial que va en aumento y que constituyen los desechos marinos flotantes más dañinos al ecosistema.

Para que estemos claros, la culpa no es de Llorente, ni de Cortés, ni del mismísimo almirante Colón, la culpa la tenemos todos.

Uno de tantos casos: La historia del plástico flotante en el mar Mediterráneo oriental

El mar Mediterráneo es una cuenca cerrada con intercambio limitado de agua a través del Estrecho de Gibraltar, y los sitios a lo largo de sus costas muestran las mayores densidades de desechos marinos en el mundo. Las botellas de plástico, que son una preocupación creciente debido al alto consumo de refrescos y agua embotellada, constituyen la mayoría de los desperdicios marinos flotantes.

Mediante un experimento realizado por un grupo de ecologistas, se demostraron los mecanismos de transporte de estos residuos, basura, hacia y desde la costa israelí utilizando un lanzamiento en alta mar de botellas de plástico y la recuperación de éstas, con la participación de los ciudadanos. Muchas botellas liberadas cerca de la playa al sur de Israel, regresaron a la playa a una corta distancia y tiempo desde el punto de liberación. Algunos lugares de lanzamiento no tuvieron devoluciones de botellas. Solo diez botellas, de decenas que fueron lanzadas desde tres ubicaciones, se recuperaron a cientos de kilómetros desde el punto de liberación. Dado que la mayor parte del flujo de agua hacia el oeste en el Mediterráneo oriental es subsuperficial, no fue sorprendente encontrar los desechos flotantes solo en el este. Eso hace que la cuenca del Levante en el Mediterráneo oriental sea un área de recolección de escombros flotantes.

Pero no en todos los lugares se han hecho estos ensayos y mucho menos se ha pensado en buscar soluciones. Muchas voces de ambientalistas, y organizaciones del medio ambiente se han levantado durante décadas para informar sobre este desastre que toca a nivel global.

La región del Caribe en los últimos años sea visto más afectada, tema que nos tomaría varias publicaciones para poder argumentar, pero creo un buen punto de partida es no perderse el documental abordado y filmado en la República Dominicana “la Isla de Plástico” de los cineastas José María Cabral y Nashla Bogaert, para empaparnos sobre la problemática.

Otra manera de hacer denuncia ha encontrando al arte como herramienta a través de una exposición inspiradora creada por la exploradora Asher Jay del National Geographic que reúne botellas de plástico que han sido retiradas de los océanos y que cuelgan pintadas del techo en el National Geographic Encounter: Ocean Odyssey en Nueva York, bajo el título “Message in a bottle” (Mensaje en una botella) , que de seguro los que conocen esa canción de la icónica banda the Police, conectaron de inmediato.

Acerca del National Geographic Encounter: Ocean Odyssey

Este acuario tecnológico y de última generación, en la gran urbe, no es el tradicional que conocemos con especies vivientes. Es un lugar que ofrece la experiencia de entretenimiento única transportando a los huéspedes a reinos simulados de aguas profundas. El Ocean Odyssey utiliza medios digitales, trucos tecnológicos y conceptos tomados de parques temáticos, teatros en vivo, museos, videojuegos y otras disciplinas. Después de un breve video introductorio, los invitados se mudan a una habitación cuya pared frontal, piso y techo están cubiertos por medios proyectados. Con la intención de representar las aguas poco profundas de las Islas Salomón, los delfines, las mantarrayas, tiburones y otros animales nadan hacia los intrusos humanos, cuyo piso interactivo da la sensación de poder pisotearlo y los peces se escabullen.

Para representar digitalmente el arrecife y sus habitantes, un fotógrafo tomó 1.300 imágenes fijas de alta resolución de las islas Salomón. Se contrató la compañía de efectos visuales, Pixomondo, que incluye obras ganadoras de un Emmy y un Oscar, como Game of Thrones de HBO y la película de Martin Scorcese, Hugo.

La experiencia tarda 90 minutos. Es impresionante, es un viaje íntimo a las profundidades del océano. Con gafas 3D, estás en una plataforma -sala de cine- con una resolución de 8K super-duper-alta definición, con leones marinos, ballenas orcas, jorobadas y penetras a un bosque de algas marinas, y escuchas los fascinantes sonidos del océano, estás dentro de una película animada por computadora que nos lleva a lugares que no podríamos ver de otra manera.

Check Also

Georgina Duluc vuelve a las tablas

La muerte nunca le había sentado tan bien a Georgina Duluc, quien asume el reto …

http://www.themesfreedownloader.com latest government jobs stock market tutorial