jueves, diciembre 12, 2019

@SaschaFitness

Licenciada en administración, entrenadora, nutricionista y madre de una niña de dos años, la venezolana Sascha Barboza se ha convertido en una celebridad del ejercicio y la nutrición a través de las redes sociales. Aquí presenta su activo estilo de vida y explica por qué es importante sentirse bien

Por Magaly Rodríguez – Fotos Cortesía Sascha Barboza

No pudo evitarlo. Tanto creció su popularidad, que la palabra fitness dejó de ser un término genérico para convertirse, prácticamente, en su nuevo apellido. A través de @SaschaFitness, su perfil en las redes sociales, la espigada Sascha Barboza se ha convertido en una especie de Jane Fonda 3.0 forjada al calor del Zulia (estado al occidente de Venezuela). Las masas la aclaman y con motivo: a sus 29 años, Barboza está certificada como Personal Fitness Trainer y tiene una maestría como Fitness Nutritionist en la International Sports Sciences Association (ISSA). En 2011, después de dar a luz a su hija Avril, su resolución para recuperar y tonificar su silueta se convirtió en una cruzada que muchos adoptaron como propia. A través de consejos, recetas y rutinas de entrenamiento -que comparte con más de 475.000 seguidores en Instagram y casi 400.000 en Twitter- Barboza ha creado una creciente comunidad de fieles quienes siguen sus métodos y no han titubeado en comprar su primer libro, Las recetas de @SaschaFitness.

¿Cómo definirías tu estilo de fitness?

—Lo que busco es mejorar la composición corporal a través de la alimentación y el entrenamiento. Me alimento de manera inteligente y balanceada: incluyo ingredientes de gran calidad con una distribución que me permite sacarle provecho a mis características. Me gusta hacer rutinas dinámicas, variadas, compuestas por un entrenamiento de pesas, cardio y ejercicios con el propio peso. Trabajo con intervalos para maximizar tiempo y quemar más grasa.

sasha_01_fmt¿Cuál sientes que es tu aporte con respecto a otros nutricionistas y entrenadores?

—No soy egoísta con mis conocimientos. Realmente comparto todo lo que sé y voy aprendiendo en el camino. Lo muestro de manera simple y práctica, a través del ejemplo. Creo que gran parte del éxito ha radicado no sólo en dar información, sino en enseñar cómo aplicarla en un lenguaje simple, divertido y que todos entienden, mostrándome en las redes tal cual como soy, como una especie de “reality show”.

¿Cuáles son los mitos más comunes de la dieta y el entrenamiento que deberían aclararse?

— El más común es que dieta es sinónimo de sacrificio, pero esa palabra simplemente significa organizar la alimentación de acuerdo a nuestras metas: es la forma como comemos, sea para mantenernos, rebajar peso o aumentarlo. Otro mito es que la gente cree que debe dejar de comer para perder grasa y es todo lo contrario: no hay que comer menos sino mejor. Cuando dejamos de comer, nuestro metabolismo baja, desgastamos masa muscular y fomentamos el famoso efecto rebote.

¿Cuáles son las prácticas nutricionales y de entrenamiento que jamás recomendarías?

—Las dietas líquidas, el exceso de ejercicio cardiovascular con ausencia de pesas, los ayunos, cualquier dieta hipocalórica que elimine por completo algún macronutriente… Creo que para que la pérdida de grasa sea eficiente y estar en forma a largo plazo, todo debe hacerse poco a poco y adaptarlo a un estilo de vida sostenible, sin caer en extremos que perjudiquen la salud.

¿De dónde viene tu pasión por el fitness?

—Mi mamá fue mi ejemplo; siempre la vi comiendo sano y haciendo ejercicio. Mi pasión se intensificó cuando entré en los 20 y decidí profesionalizarme en este medio, pero fue luego de dar a luz cuando puse a prueba mis capacidades y decidí transformar mi cuerpo. Mi meta era quedar aún mejor que antes del embarazo y hacerlo públicamente a través de las redes sociales. Luego, con una competencia de fisicoculturismo en la categoría de bikini, volví a poner a prueba mis límites. Creo que es muy importante retarnos constantemente y practicar lo que predicamos.

¿Cuáles son las ventajas y desventajas de convertirse en una figura mediática?

— Tiene más ventajas que desventajas. El cariño y apoyo de la gente ha sido la mejor consecuencia. Me apoyo mucho en mis seguidores y saber que creen en mí me impulsa a continuar. ¿Desventajas? Que la gente tiende a juzgarte o se siente en la libertad de decirte cosas hirientes porque “eres figura pública” sin caer en cuenta que detrás existe una persona que siente. Yo manejo todas mis redes y leo cada comentario; me gustaría poder responderle a todo el mundo, pero también soy madre y esposa, trabajo, tengo mis pasatiempos y no vivo pegada a las redes 24 horas al día… También perdí un poco la privacidad y tengo que estar más arreglada que de costumbre (risas).

¿Cuál ha sido la historia de cambio más significativa que has visto entre tus seguidores?

— Son tantas… Sus testimonios hacen que yo ame lo que hago. Hay un caso que me movió mucho. En una tienda deportiva, una madre entró con su hija y me abrazaron con lágrimas en los ojos. A la niña, como de 13 años, la molestaban en el colegio porque tenía 11 kilos de sobrepeso y no tenían suficiente dinero para pagar un nutricionista o un entrenador personal. La niña se dedicó a seguir cada consejo mío y logró perder peso. Me mostró las fotos. Su sonrisa me alegró el día.

¿Cuál sientes que es tu responsabilidad con los consejos que das?

—Siento mucha responsabilidad y compromiso, sobre todo porque me siguen muchos adolescentes. Me enfoco en dar información precisa y certera y siempre procuro recalcar que primero deben ir a un doctor que los examine. Mucha gente cree en mí y debo dar lo mejor. Me siento quizá la “mamá/hermana fitness” de casi medio millón de personas. Soy muy sensible y trato de sentir empatía con quienes me siguen. Me lo tomo muy en serio.

¿Cómo te fue con tu primer libro, Las recetas de @SaschaFitness?

—Ha sido increíble, ¡todavía no me lo creo! Es un libro muy noble y tiene información muy importante explicada de manera práctica y sencilla, con recetas saludables y ricas, aptas para toda la familia. Me contenta muchísimo que la gente apoye esto. Para mí es un sueño hecho realidad. Hemos vendido más de 30.000 ejemplares en Venezuela y vamos rumbo a la séptima edición. En Colombia también ha tenido mucho éxito. La meta es llevarlo a todos los países de habla hispana y, por qué no, traducirlo y llevarlo al mercado anglosajón.

¿En qué estás trabajando en este momento?

—Este año y el que viene están llenos de nuevos proyectos. Está en proceso un segundo libro y el lanzamiento de mi página web que será increíble, un portal 100% fitness y salud lleno de herramientas. Actualmente estoy en la emisora venezolana Onda La Superestación con unos micros de fitness, tres veces al día, de lunes a viernes. También tengo varias propuestas de televisión internacional que estoy analizando.

¿Como madre, qué esperas que tu hija aprenda de tu estilo de vida?

—Mi objetivo es que esté saludable y aprenda a entender la importancia del ejercicio y la alimentación balanceada. Siempre me ve vestida para entrenar y si me pregunta adónde voy, le digo “al gimnasio para ponerme fuerte”. Pero quiero evitar que se obsesione con estereotipos y que entienda que cada cuerpo es diferente, que ella sólo debe ser la mejor versión de sí misma. Creo firmemente en erradicar la palabra “flaca” de las conversaciones con mi hija; siento que es un grave error que las niñas vean a sus mamás obsesionándose con su imagen. Cuando las niñas son pequeñas todo el mundo les dice que son lindas, pero yo prefiero halagarla diciéndole que las niñas inteligentes son las que leen, aprenden y se comportan como deben, y que estoy muy orgullosa de ella porque es una niña buena y muy inteligente. Creo que eso ayuda a reforzar su autoestima y a que no sienta que su valor depende de su apariencia.

¿En qué sientes que cambiaste internamente después de tu transformación física?

—Ahora me siento una mujer más disciplinada, con mejor autoestima y más enfocada. Cuando buscas transformar tu cuerpo necesitas trabajar el autocontrol, la organización y la disciplina. Eso te sirve para mejorar en otros ámbitos y es lo que me encanta de este estilo de vida. Cuando evolucionas te sientes mejor contigo mismo. Enfrentas todo con mejor actitud.

¿Cómo manejas a quienes pudieran padecer trastornos de la alimentación o de adicción al ejercicio cuando pretenden usar tus métodos?

— Me preocupa. Por eso trato de ser lo más específica posible en mis publicaciones. Un consejo para todos los padres de adolescentes es que no permitan que sus hijos naveguen por las redes sin su supervisión. Lean con ellos mis publicaciones. Siempre trato de acentuar que cada cuerpo es distinto y que deben siempre chequearse con un médico porque ningún extremo es bueno.

¿Piensas que todavía te falta algo por conseguir o te sientes satisfecha con los resultados obtenidos?

—Creo que siempre hay espacio para evolucionar y mejorar. Soy una mujer promedio, con un metabolismo normal y con etapas muy buenas y no tan buenas. Hay momentos en los que estoy contenta con mi cuerpo y entonces me enfoco en mejorar mi resistencia, mi fuerza. Uno necesita metas para sentirse motivado y recordar que no debes buscar parecerte a nadie. Yo me comparo con quien era el año pasado o con quien quiero ser mañana, pero no con otra persona. Siempre vas a tener defectos y ser una mejor versión de ti es más que suficiente. La belleza es algo muy subjetivo y eres único y especial a tu modo, perfectamente imperfecto.

Disfrute de la experiencia del impreso en la web

Check Also

Mañanas con energía

Empezar el día con buen pie no solo depende de un buen descanso. He aquí …

http://www.themesfreedownloader.com latest government jobs stock market tutorial