viernes, mayo 29, 2020
Breaking News
Home | Portada | Cusifit La Transformación empieza por la mente

Cusifit La Transformación empieza por la mente

Por Katherine Hernández – @kathernandez – Fotos: Erika Santelices

“Me voy a poner en forma”, “este año sí que me pongo flaco (a)”, “No hay más excusas, voy a rebajar”, todas esas frases las ha escuchado una y otra vez la protagonista de nuestra edición de fitness Clara Divano. Ella, que diariamente le habla a más de un millón de personas a través de sus redes sociales, nos da las claves para no tirar la toalla y nos cuenta sobre su inadvertido éxito en el mundo digital

Clara Divano, mejor conocida como Cusifit, es una embajadora del bienestar, y de eso es testigo fiel su muro de Instagram al que acuden miles de personas diariamente para buscar el entrenamiento del día (siempre acompañado por el simpático Bruno), recetas fáciles y sobre todo saludables, además de tips sobre el uso de suplementos nutricionales.

Cusi, como la llaman cariñosamente sus amigos y familiares, pasó de ser una editora de un medio tradicional a una persona que aprovechó su estilo de vida para desarrollar su marca en redes y convertirse entonces en influenciadora. Hace casi seis años llegó a República Dominicana proveniente de su natal Venezuela. En ese momento se propuso consolidar su revista Estética y Salud en el mercado local pero el giro se dio cuando empezó a tener más alcance e impacto a través de su propia marca en redes sociales.

“Los ejercicios son parte de lo que siempre he hecho. A los doce años me descubrieron una desviación en la columna, una escoliosis de 42 grados súper alarmante, pasé por varios diagnósticos que hablaban de cirugías aparatosas, me pusieron un aparato espantoso. En fin, el último médico que vimos nos dijo “mira, el aparato te va a enderezar la columna siempre que lo uses, pero en el momento en que lo dejes de usar tu columna va a hacer como los ríos, va a volver a su cauce. Por lo que me dijo mantente flaca, haz ejercicio toda tu vida especialmente para fortalecer tu abdomen y espalda, tu columna no se va a enderezar, pero vas a poder vivir con eso. Posteriormente me apasioné por el tema de la alimentación para conseguir mejores resultados, pero fíjate que estudié mercadeo y los temas de salud entraron y por eso hicimos una revista donde combiné lo que estudié y lo que me gustaba hacer. Tuvimos trece años con Estética y Salud”.

–Nos cuenta que su éxito en esta plataforma la ha llevado a entrar en contacto y establecer negociaciones con marcas importantes pero que nunca imaginó que podría depender económicamente de esta plataforma.

“Cuando llegué al país me asocié con un dominicano que me puso como condición para ayudarme con la revista que yo me lanzara como imagen de la revista para que la marca se impulsara. Al final la revista era reflejo de mi pasión así que con mucha flojera y cero pasión, impulsada por mi socio y por mi esposo que me apoyó desde el principio, abro esta cuenta de Instagram, comienzo a ir a eventos. El nombre CusiFit al principio me parecía cursilísimo (risas) y además de figurar públicamente no era mi plan. Yo que soy hija de una actriz famosa, que tuve que toda la vida complacer a mi mamá para figurar porque era muy tímida, pues no tenía esas ganas. La cuenta empezó a crecer rapidísimo y si me preguntas por qué, no sé”.

–¿No hiciste un plan?

No, nada. Llegué un día del gimnasio y le pedí a mi esposo que me grabara, había descubierto una aplicación de cuadritos que en ese momento era súper novedosa. Se lo envié a mis amistades y les comenté que era mi nuevo proyecto. Así empecé y bueno luego entró Bruno (mi perro) que ya es parte muy importante. Él tiene su público.

–Convertirse en figura pública a los 40

Tengo 45 años y no sé en qué momento pasó esto (risas). Cuando vine y estoy con la ilusión de la revista y se me plantea esta propuesta de figurar, ya eso era para mi página de ayer porque fue una oportunidad que dejé pasar en su momento porque no me interesaba. Y se me da esto aquí entonces cumpliendo cuarenta años, que es una edad que como dicen es la mitad de la vida y entonces me replantee qué cosas quería hacer que no había hecho y una de las cosas era, por ejemplo, que a mi me hubiese gustado tener un tercer hijo pero en ese momento me pregunté si de verdad yo quería pasar por un embarazo de nuevo, el primer año de un recién nacido, así que dije ¡no, me tengo que sincerar! Lo tenía como una diligencia pendiente y como eso pues abrí la maleta y empecé a dejar fuera lo que no era factible. Así que arrancar con esto de ser figura pública, de reinventarme, con esto de que me reconozcan en la calle que al principio era rarísimo, no sabía manejarlo. La gente se me acercaba con emoción y yo no me lo creía porque es lo que trato, no me gusta que me idealicen, sino que más bien se sientan inspirados. Esa es mi misión, que cuando vean mi cuenta no me idealicen como una mujer perfecta, yo tengo recetas FAT buenísimas por ejemplo y ahora me gusta más porque siento que hay un propósito, no es figurar por figurar.

–¿Con qué te ha tocado lidiar en las redes que te haga sentir satisfecha?

–Cuando veo que la gente logra cosas gracias al contenido, sin ser psicólogo ni especialista, he sacado a personas de la anorexia, de la bulimia, de la obesidad, de la depresión. A mi me escriben y yo me tomo el tiempo de responderles, de atenderlas hasta donde puedo, de decirles a donde tienen que acudir por ayuda, de orientarlas porque se sienten más confiados porque no me ven la cara. Y ahí entonces busco los lugares o los especialistas para recomendarles. Se crea un compromiso y una responsabilidad.

–Más allá del objetivo primario de tu contenido que es el bienestar, la gente en redes siempre quiere saber más de ti… ¿Cómo lidias con eso?

Es mucho experimento, yo soy muy privada con mi familia, tengo un hijo de 18 y otro de 14. Mi hijo mayor no le gusta salir y yo se lo respeto porque yo lo viví también con mi mamá, pero hay días que le digo “mi vida necesito que salgas porque parece que tengo un solo hijo y eso me hace sentir mal”.

El plan de Cusi empieza por la mente

–En conjunto con sus actividades diarias y su énfasis en redes sociales Cusi desarrolló un ciclo de conferencias y de programas en donde orientaba a los interesados paso por paso en aras de lograr sus objetivos.

“Sabiendo que programas de ejercicio había millones, quería que la gente creara una base sólida y organizara su estilo de vida de una forma llevadera y por eso creamos un plan que se llamaba “Adiós Motivación, ¡Hola disciplina! Y era así: la primera semana organizábamos alimentación; la segunda semana, los ejercicios y; la tercera semana, ejercitábamos el cerebro que es lo más difícil.

Sin embargo, me di cuenta de que para algunos -ni siquiera ese plan que contenía el paso a paso, las recetas diarias, videos día por día en el que yo le hablaba a la persona y le decía lo que tenía que hacer- no funcionaba. Entendí que debía empezar por entrenar la mente y por eso cree una conferencia que se llama “Mujer fuerte” y el lema es “un cuerpo fuerte, comienza con una mente fuerte”.

El mayor problema que tiene la gente es que de no hacer nada, al día siguiente quieren hacer una dieta súper restrictiva y ejercicios como si no hubiera un mañana, por eso terminan reventados porque no hay forma, la fuerza de voluntad es finita. El camino es entender que esto no es una carrera, es un paso a paso progresivo y que haciéndolo llevadero y disfrutable es que lo vas a poder mantener en el tiempo. También se deben entender cuáles son las prioridades de cada uno, hay momentos que la gente tiene que disfrutar de lo que está haciendo por ejemplo la llegada de un nuevo bebé, una mudanza, etc. Disfruten esos momentos y no se distraigan.

Controlando “la vocecita”

“Todos tenemos por naturaleza, una vocecita interna que nos sabotea y eso tiene una razón, es que el cerebro nos cuida del sufrimiento y de los peligros, pero hay que saber que esa voz no nos define y aprendemos a dominarla por ejemplo así: Cuando la vocecita te dice “Qué fastidio pararme, no quiero ir al gimnasio, qué fastidio ir al gimnasio”, tú empiezas a narrar lo que tienes alrededor y describir por ejemplo “Me estoy levantando, voy a cepillarme los dientes, son las cuatro y cuarenta de la mañana, allá hay una mesa”. Eso te aterriza en el presente, yo lo hago. Porque la voz te proyecta el “sufrimiento que vas a tener” y que es mentira porque uno se crea pseudo realidades que al final el que termina fregado es uno mismo.

La famosa dieta Keto

–Hablemos de las dietas, hay infinidad de ellas, pero está muy en boga la dieta Keto.

–Hay una realidad y es que cada cuerpo es un universo, y por eso lo que tal vez es medicina para ti, es veneno para mi. La dieta Keto que está tan de moda, por ejemplo, yo la practiqué con mi esposo por un año y me fascina pero el asunto con esa dieta es que si la haces mal, es peligrosa para la salud. Hay que instruirte y entenderla, además comprender que -como en cualquier dieta- si quieres perder peso tiene que haber un déficit calórico si no, no vas a bajar. Yo soy pro dieta Keto pero que la gente la haga bien; o sea, no se puede ser medio keto. No puedes estar en Keto y un día parar y comer carbohidratos porque eso es colesterol tapa arterias. La dieta está bien, el problema es que la gente interpreta mal los conceptos.

Si me preguntas a mi, qué dieta seguir, yo apelo a que la gente lo que tiene es que comer lo más natural posible, alimentos de un solo ingrediente, lo menos procesado posible. No digo que todo lo procesado sea malo, porque hay muy buenos pero que sea lo menos. ¿A qué me refiero? Carne, pollo, pescado, huevo, batata, yautía, arroz, vegetales, cereales, frutas. Eso es lo que necesita el cuerpo combinado en proporciones adecuadas de acuerdo con nuestras metas.

Check Also

Manny Cruz

“La persistencia, esa es la clave del éxito. Pero nunca olvidar que debes preparar tu …

http://www.themesfreedownloader.com latest government jobs stock market tutorial