sábado, mayo 25, 2019
Breaking News
Home | Portada | Milly Quezada “De fiesta y de colores”

Milly Quezada “De fiesta y de colores”

La voz de “Volvió Juanita”, ganadora de tres Premios LatinGrammy y la indiscutible dama del merengue conversa con Sala de Espera en el que considera ha sido el mejor año de su carrera profesional y que comenzó con la composición de su hijo “Que lluevan corazones”, pasó por “La Pimienta” que la reunió con Fefita La Grande y Maridalia y que concluye con “De Colores”, una pieza movida en la que explora ritmos urbanos junto a Vladimir Dotel; y, con el soundtrack de la película “Juanita”

Por Katherine Hernández – @kathernandez / Fotografía: Alejandro Núñez Agradecimientos: Pedrito Núñez del Risco, Josefina Frómeta de Núñez

Reflexionando sobre la frase “hay personas que no requieren presentación” entiendo que la intención sea ponderar positivamente al sujeto en cuestión pero creo que cometemos un error; por el contrario, los méritos deben ser mencionados y reconocidos pues se trata de dar justo valor al trabajo, al esfuerzo y al talento de las personas y son esos valores los que hacen que las sociedades avancen y brillen. Precisamente, hace unos meses me propuse entrevistar en diciembre a artistas dominicanos que nos enorgullecen y que además sean representativos de la navidad, no solo por celebrar la tradición sino porque es mucho lo que la dominicanidad ha aportado a las fiestas de toda América Latina.

La primera que se me vino a la mente fue Milly Quezada y, gracias a la buena voluntad de su representante y amigo Pedrito Núñez, logramos ajustar horarios y encontrarnos para una conversación sincera y divertida. Ella, llegó llena de alegría, como si no pesaran los ensayos, los trasnochos ni las horas de vuelo que ha tenido que invertir durante más de cuatro décadas para mantenerse conectada con su país.

Cuando se trata de ritmo y talento dominicano hay que hablar de esta dama que lleva sobre sus hombros el título de Reina del Merengue. “Esa estrella pesa, sí pesa porque yo tengo un sentido de responsabilidad y sobre todo en este tiempo en que la prensa es muy amarillista, que le buscan el escándalo a la cosa. Yo tengo un trauma con esto de la popularidad por no poder andar como yo quiera, salir a la calle como yo quiero, te dicen ´¡ay no, tú no puedes salir con eso!’ a mi me da como una rebeldía. Hay días que quieres salir sin nada, sin maquillaje, tienes que estar siempre bien puesta”.

Hace cuarenta años, surgió la orquesta “Milly, Joselyn y los vecinos”, un conjunto que se apoderó del gusto de los dominicanos y que además rompió el molde de que el merengue no era un espacio para las mujeres. “El merengue estaba de moda, íbamos a ver los shows de Rafael Solano, a Joseito Mateo y varias orquestas a Nueva York, al teatro San Juan, al Teatro Puerto Rico y yo decía “Quiero eso”, pero jamás pensábamos que íbamos a romper un molde como mujeres y ser parte del cambio. Mi esposo Rafael, en ese tiempo eramos amigos, me dio la posibilidad de yo cantar. Todo lo hicimos a ciegas, ahí no hubo planificación, se fue aprendiendo sobre la marcha. Y de pronto (canta) “Tú sabes que te quiero…”, eso fue un boom. Las cosas de Dios son impresionantes, fue muy espontáneo, Rafael -mi fenecido esposo- vió que esa era la vía, por ejemplo tanto Wilfrido como Johnny decían ‘¡Wow qué atrevida una mujer cantando merengue!”.

–¿Fue Rafael una barrera en contra del machismo?

–Yo pienso que sí, y también buscar temas que perseguían eso, empoderar a las mujeres. Llegamos al país y Yaqui Núñez del Risco nos puso el sello que hasta ahora tenemos. “Las damas del merengue”

–¿Volvió Juanita cambió tu vida?

–Totalmente, conocer a Esther Forero -murió ya- y entrar al mercado de Barranquilla fue una combinación de Dios. Es que Dios está en todo, ese es mi testimonio, tocar en una fiesta, conocer a Enrique Chapman y que él nos conectara con temas como La Guacherna. Mucha gente no lo sabe pero mi hermano, Rafael Quezada, que es el gestor de Milly, Jocelyn y los Vecinos en los ochenta, fue el que le hizo el arreglo musical de La Guacherna y que pegara en Dominicana y otros países. El segundo tema era “Volvió Juanita”, Rafaelito le hace el merengue y ha sido una cosa impresionante, es satisfactorio ver a dominicanos por ejemplo en Alemania y que Juanita sea lo que les de aliento.

El testimonio del inmigrante

Milly no oculta la emoción que le produce ser parte de la diáspora dominicana, esa que se ha abierto paso en Estados Unidos y que le ha permitido formar una familia pujante. “Como inmigrante uno siempre quiere volver pero, como se dice en inglés tienes que Go with the flow. Yo eternamente, cuando me convertí en madre, admiré la valentía de mi mamá de irse dejándonos a nosotros con mi abuela y mira cuando me fui a Puerto Rico en el 1995 con mi esposo, dejé a mis hermanos por ejemplo y yo me quería morir pero hay momentos en que te tienes que empantalonar”.

Consultada sobre la política migratoria del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, Quezada confiesa sentirse triste. “Yo no salgo del asombro de ver que los que están en el poder rechazan la esencia de lo que somos, porque fuera de los indígenas ahí no hay nadie que no tenga una trayectoria de inmigrante, para mi es chocante porque no comulgo con esos ideales. Yo pienso que es una ideología para alimentar a los racistas, a los xenofóbicos, es una reacción visceral. Es triste ver que ese racismo está tan arraigado, yo que viví en los tiempos de Martin Luther King”.

La historia detrás de su primer Grammy

En 2003, cuando nadie lo pensaba y cuando había ponderado la decisión de separarse de los escenarios, Milly Quezada ganó su primer Latin Grammy y el primero para una merenguera dominicana. “Yo estaba en la alfombra roja y muchas personas me empiezan a felicitar, yo pienso que es por la nominación y fue Victor Manuel el que me dijo ´¡Ganaste!´ y para mi fue como un efecto de película. Lo que significó para mí y para el país, eso fue con la producción de Gilberto Santa Rosa, y hubo incluso una crítica porque era un productor boricua, él tuvo que defenderse y yo estaba muy turbada, me acordé de Rafael, de Los Vecinos y él me dijo “Tranquila, que lo que hace con calidad e integridad, trasciende”.

Lo nuevo de Milly

Milly Quezada ha tenido un año que se ha caracterizado por los éxitos y que culmina con tres buenas noticias: su participación junto al maestro José Antonio Molina en varios conciertos sinfónicos, la grabación del tema “Juanita no come cuento” que sirve como Soundtrack al nuevo filme de la directora criolla Leticia Tonos “Juanita” y la puesta en escena del tema “De Colores” en el que trabajó junto a Vladimir Dotel y que se ha convertido ya en un éxito no solo en la radio sino también en las redes sociales. “El merengue se está reinventando y viene transformándose, siempre lo ha hecho incluso desde cuando empecé hace cuarenta años, en los tiempos de Johnny Ventura, nosotros los merengueros tenemos que entrar en la onda sin perder nuestra esencia, eso es muy importante porque se dice que de los ridículo a lo sublime hay una línea muy finita. Así que Antonio González y Vladimir pusieron unas pautas y le pusieron empeño para que no perdiera mi esencia con ese tema”.

Trayectoria

En 1997 firma con Sony Discos, lanzando su primera producción como solista: Hasta siempre, dedicada en su totalidad a Rafael Vásquez.

Vive lanzada en 1998 es una producción donde Milly hace un dúo con Elvis Crespo en Para darte mi vida que, con arreglo de Manuel Tejada, gana la categoría «Dúo Tropical del Año» en los Premio Lo Nuestro de 1999. Su nuevo espectáculo, Milly Vive, recibe otro Premio Casandra, en República Dominicana.

En el año 2003 obtiene el Premio Grammy Latino en la categoría «Álbum de Merengue del Año», convirtiéndose en la primera artista femenina dominicana en lograr este galardón.

En 2009 Milly presentó su concierto Milly Quezada Unplugged en Hard Rock Cafe de Santo Domingo, donde participaron junto con ella varios artista dominicanos como son Pavel Núñez, Marel Alemany, Vicente García, MasQueDos y su hijo Miguel Vásquez.

Milly posee el récord de ser la artista femenina con más presentaciones en el afamado Festival Presidente, en cuya última edición en el 2017 fue la única artista femenina en presentarse reafirmando así su corona de Reina indiscutible del Merengue.

En 2018, fue parte de la gala de los Premios Soberano y además de la celebración de los 30 años de Premios Lo Nuestro.

Check Also

Jochy Santos La risa de República Dominicana

Por Katherine Hernández – @kathernandez – Fotografía: Sofocus – Agradecimiento: Helder de los Santos El …

http://www.themesfreedownloader.com latest government jobs stock market tutorial