sábado, julio 20, 2019
Home | Placeres | Cuerpos y Mentes | Año nuevo, cuerpo limpio

Año nuevo, cuerpo limpio

El inicio de una nueva vuelta al sol es una oportunidad ideal para depurarse de excesos y malos hábitos. Estos son algunos cuidados para recuperarse por dentro y por fuera después de las fiestas decembrinas

Por Magaly Rodríguez

Hidratarse. El exceso de alcohol y las comidas ricas en sodio tiende a afectar rápidamente el equilibrio de los líquidos que necesitamos para funcionar adecuadamente. El primer paso es no prolongar el consumo de bebidas alcohólicas y tratar de consumir agua en cantidad suficiente. En caso de indigestión o de deshidratación por resaca, la ingesta de sopas, jugos de frutas y bebidas deportivas puede ayudar a estabilizar los electrolitos.

Retomar las rutinas de ejercicio. Los días de descanso ciertamente permiten tomarse la vida con más calma, pero entregarse por completo al sedentarismo contribuye a que las calorías adicionales que tienden a ingerirse durante estas fechas se asienten como sobrepeso. Siempre que pueda, no descuide su actividad física habitual, o al menos procure caminar media hora diaria. De esta manera mantendrá su peso a raya.

Recuperar los horarios de sueño. Los trasnochos y los desajustes en la hora para despertarse hacen que el ritmo circadiano se altere y aumente la sensación de desgaste. Tratar de mantener la consistencia en las horas para acostarse y levantarse ayudará a que el choque posterior de reinsertarse en la rutina sea menor.

Comer más frutas y vegetales. Las proteínas, las grasas, los carbohidratos y las bebidas alcohólicas predominan en los banquetes navideños. Por eso, el consumo de frutas y vegetales tiende a verse relegado en estas fechas y así se reduce la adquisición de algunas vitaminas y oligoelementos que nuestro organismo necesita. Retome la ingesta de estos ingredientes, preferiblemente enteros y crudos. Su contenido de fibra contribuirá a limpiar el sistema digestivo y favorecerá la evacuación regular.

Preferir platos más ligeros y saludables. Es muy posible que durante las fiestas pierda la noción de cuánto ha comido o que incluso se exceda conscientemente, bajo la premisa de que son delicias que no se preparan todo el año y hay que aprovechar la ocasión. Si fuese el caso, en los días siguientes manténgase al margen de las frituras y los platos copiosos. Retomar sus buenos hábitos nutricionales lo más pronto posible le ayudará a perder ese peso extra a corto o mediano plazo.

Invertir tiempo en cuidados corporales. Cuando se trata de recuperar un aspecto fresco, la piel y el cabello también se beneficiarán de mimos adicionales después de varios días de maquillaje pesado y peinados elaborados. Aproveche el tiempo libre de este asueto para exfoliar la piel, hacerse mascarillas faciales y tratamientos hidratantes en casa y acondicionar a fondo su cabello.

Abandonar los vicios. Un año nuevo es una oportunidad excelente para dejar atrás el cigarrillo, el exceso de cafeína o de alcohol e incluso el consumo exagerado de dulces y chucherías. Si eliminarlos radicalmente le resulta inviable, al menos empiece a recortarlos poco a poco.

Vivir en el presente. No empiece a preocuparse con la incertidumbre de los desafíos logísticos o económicos que pueda traer el nuevo año. Comparta con su familia y procure tomarse un tiempo para practicar técnicas de relajación como meditar, visualizar y hacer ejercicios de respiración consciente. Mientras más energía psicoemocional reponga, mejor preparado estará más adelante para enfrentar lo que se presente.

Check Also

Triángulo amoroso: tú, tu pareja y la distancia

El sentimiento sigue siendo el mismo, pero ¿cómo seguir amando a una persona real y …

http://www.themesfreedownloader.com latest government jobs stock market tutorial