viernes, mayo 29, 2020
Breaking News
Home | Placeres | Cuerpos y Mentes | ¿Cómo y dónde entrenar de forma sana y segura?

¿Cómo y dónde entrenar de forma sana y segura?

Por Roberto Larraín – Magíster Medicina Deportiva

La sociedad actual se encuentra inmersa en tiempos de gran estrés, en donde el trabajo o el estudio ocupan parte importante de nuestro quehacer. El tiempo de ocio se hace cada vez más valioso y con ello la práctica de alguna actividad física o deportiva toma gran importancia para preservar la salud física y mental. Es así, que mucha gente comienza o retoma la práctica deportiva después de muchos años sin saber los riesgos que conlleva el ejercicio o deporte seleccionado. Antes de elegir la actividad que más se acomode a cada persona es importante poder realizarse un chequeo médico preventivo para evitar cualquier riesgo al corazón o daño a las articulaciones. El paso siguiente y antes de elegir qué deporte o ejercicio queremos realizar, es importante plantearnos distintos objetivos a cumplir, ya que con objetivos claros se podrá trabajar de forma óptima y obtener resultados medibles y satisfactorios.

Por lo general, la gente opta por inscribirse en un gimnasio pensando que es el lugar idóneo para cumplir dichos objetivos pero hay que tener mucho cuidado sobre qué gimnasio elegir y qué tipo de ejercicios realizar. Para no equivocarse, siempre es bueno elegir un gimnasio certificado, que lleve tiempo prestando dichos servicios y con buenas referencias por parte de los clientes. Si se es primerizo en este tipo de actividades, conviene asesorarse por personal capacitado. Este tipo de profesionales son conocidos como Personal Trainers pero hay que tener cuidado en a quién se elige. El personal trainer idóneo es alguien que tenga estudios relacionados a las ciencias de la salud como un profesor de educación física o un fisioterapeuta. Esto debido a que se está trabajando con la salud de las personas y se hace imperativo tener dichos conocimientos. Muchas veces se generan problemas o enfermedades pero no producto del ejercicio si no por una mala elección de las instalaciones y/o personal con conocimientos insuficientes.

Si se tiene o ha tenido algún problema de salud, el ejercicio es contraproducente en muy pocas ocasiones. Éste no sólo ayuda a mejorar la condición física de la persona, sino que también mejora la tolerancia al dolor, mejora el estado de ánimo y sirve para mejorar nuestras relaciones sociales. Por todas estas razones es que se hace necesaria la práctica de esta actividad de forma regular, esto es entre 60 a 90 minutos diarios y de 3 a 5 veces por semana. La intensidad del ejercicio es igual de importante que la frecuencia porque se ha comprobado que para reducir la obesidad o disminuir problemas como la diabetes tipo II es necesario realizar ejercicios de moderada-alta intensidad (160-120 latidos/minutos).

La diversidad de actividades físicas existentes es variada y se pueden clasificar según la “expertice” o experiencia de cada individuo. Cuando no se ha hecho ejercicio o se está retomando la práctica deportiva después de mucho tiempo es recomendable realizar actividades que no impliquen gran impacto físico a las articulaciones pero que sí generen un trabajo cardio respiratorio adecuado. Dentro de este tipo de actividades encontramos el baile entretenido, yoga, pilates o el uso de bandas elásticas o balones terapéuticos para ejercitarse. En una segunda etapa o en personas más entrenadas se puede realizar body pump, spinning o entrenar con pesos libre o máquinas. El llamado crossfit o entrenamiento militar que tanto está de moda en estos momentos, es recomendable sólo para personas entrenadas ya que implica un trabajo de gran intensidad con pausas de descanso pequeñas lo que conlleva no sólo conocer muy bien los ejercicios que se realizan, sino que también a seguir una dieta alta en proteínas y carbohidratos para poder seguir este ritmo de entrenamiento. Para las personas con alguna enfermedad o patología diagnosticada es recomendable primero comenzar con un tipo de entrenamiento llamado funcional, el cual consiste en ejercicios que privilegian, en un principio, la estabilización, equilibrio y propiocepción articular para luego pasar a ejercicios que implican fuerza y resistencia. Este tipo de entrenamiento funcional es conocido como kinesiología funcional y es recomendable que sea supervisado por un kinesiólogo o fisioterapeuta ya que son los profesionales del área de la salud que más saben del movimiento humano.

Éxito en la actividad que escoja y a moverse!!

Check Also

Mucha dieta y cero pérdida de peso

@yauriss_menoskilosmassalud Cuando al fin tomas la decisión de llevar una meta de pérdida de peso, …

http://www.themesfreedownloader.com latest government jobs stock market tutorial