domingo, marzo 29, 2020
Breaking News
Home | Placeres | Cuerpos y Mentes | Gimnasio en casa

Gimnasio en casa

Quienes quieren empezar a ejercitarse en el hogar necesitan equiparse con lo más básico. He aquí algunos implementos aconsejables —en costo y efectividad— para comenzar con buen pie

Por Magaly Rodríguez

Para quienes nunca se ejercitan —pero aspiran asumir el hábito—, la idea es una fantasía recurrente. En tiempos de recesión mundial, ¿qué tal si uno organiza su propio mini centro de entrenamiento para no tener que salir de casa ni gastar dinero en un gimnasio profesional?

Si bien la actividad física en el hogar tiene muchas ventajas —acceso inmediato a cualquier hora, bajo costo, privacidad y comodidad, por ejemplo—, todo inicio, por modesto que sea, requiere una pequeña inversión. Estos son algunos accesorios recomendables para un gimnasio casero.

Pelota suiza: El balón gigante de plástico es ideal para ejercicios de estiramiento y fortalecimiento. A diferencia de los ejercicios de piso, una de las grandes virtudes de la pelota suiza es que el cuerpo debe responder a la inestabilidad del balón para mantenerse equilibrado y debe tonificar varios grupos musculares para conseguirlo. Entre las zonas más beneficiadas figuran los músculos abdominales, caderas, piernas, espalda y glúteos.

Ligas: Si bien hay grandes máquinas diseñadas para ofrecer resistencia muscular, un principiante puede empezar a ejercitarse con unas buenas ligas. Vienen en distintos grados de resistencia según la intensidad deseada y muchas incluyen, entre sus instrucciones, una guía de ejercicios sugeridos para trabajar distintos músculos.

Mancuernas: Para las rutinas de resistencia, las mancuernas también son grandes aliadas. Disponibles en distintos tamaños y pesos, potencian la intensidad de muchos ejercicios. Al igual que las ligas, su principal ventaja es que ocupan muy poco espacio.

Colchoneta de yoga: La práctica del yoga y el Pilates ofrecen múltiples beneficios. Las alfombrillas diseñadas para estas disciplinas son óptimas para prevenir accidentes, facilitar el balance y ejecutar los ejercicios con mayor comodidad. Antideslizantes y acolchadas, se lavan a mano con agua y un detergente suave y se cuelgan para secar; luego pueden enrollarse y almacenarse fácilmente debajo de la cama o en un rincón del closet.

De lo pequeño a lo grande

Si bien hay quienes sueñan con tener en casa un gimnasio espléndidamente equipado, conviene no precipitarse: es preferible comprar primero pequeños accesorios y probar la actividad física con ellos por un tiempo antes de hacer grandes inversiones. Esta cautela se debe a que muchas personas —aún teniendo la mejor disposición— terminan descubriendo que el ejercicio en el hogar no es lo suyo, o notan que se aburren rápidamente sin estímulos adicionales como el aire libre o la compañía de otros.

Antes de atreverse a comprar grandes máquinas, también es importante probarlas primero en un gimnasio. Una medida necesaria —al menos durante los primeros tiempos— es asesorarse oportunamente con un entrenador para aprender a usar bien los aparatos y accesorios y poder ejecutar los ejercicios con un mínimo riesgo de lesiones. Una vez probada la constancia del principiante con implementos sencillos, es válido considerar la compra de equipos más costosos y que ocuparán más espacio, como un crosstrainer —máquinas que combinan marcha de piernas con bastones de movimiento para los brazos— o una bicicleta estática.

Check Also

¿Cómo y dónde entrenar de forma sana y segura?

Por Roberto Larraín – Magíster Medicina Deportiva La sociedad actual se encuentra inmersa en tiempos …

http://www.themesfreedownloader.com latest government jobs stock market tutorial