domingo, septiembre 15, 2019
Breaking News
Home | Placeres | Mundo Animal | La enfermedad en los animales de compañia.

La enfermedad en los animales de compañia.

Por: Ivette García de Blanck y Nancy García de Blanck – Fundación de Blanck. GRUPO RESCATE.

En el país, cada vez más personas conviven con animales de compañías como integrantes de la familia. Las mascotas suelen ser mayormente perros y gatos, aunque también podemos encontrar hogares con hurones, pájaros, conejos, etc.

Los animales no humanos, pueden contagiarse o padecer distintas enfermedades por lo que hay que estar pendientes de su salud, tanto por el bienestar de ellos como para evitar contagios de enfermedades a otros animales e incluso a las personas (lo que se conoce como Zoonosis). Por ello, si tienes en tu casa un animal de compañía se hace necesario, que también en tu agenda de teléfonos, tengas anotado el teléfono del veterinario de tus mascotas al igual que el teléfono de clínicas que trabajen con emergencias. No esperes a que esa urgencia ocurra, una rápida decisión puede salvarle la vida.

Entre las enfermedades más comunes se encuentra la sarna. Es una infección dermatológica, que ataca a la piel y está causada por pequeños parásitos. Habitualmente el contagio se produce por contacto directo con algún otro animal afectado o a través de objetos que hayan estado en contacto con éste. La falta de higiene del animal, la malnutrición y contacto con animales que estén enfermos son las causas del padecimiento. Los síntomas más comunes de esta enfermedad son: erupciones, enrojecimiento e inflamación de la piel, que pueden incluso llegar a convertirse en heridas abiertas; rascado constante; pérdida del pelo con zonas completamente sin pelaje; y en las fases más avanzadas de la enfermedad se puede presentar la piel seca, costrosa y gruesa. Esta enfermedad tiene cura, aún en las fases más avanzadas. La intervención a tiempo disminuye el sufrimiento de la mascota y las posibles complicaciones asociadas.

Existen otras enfermedades que son transmitidas por parásitos externos, entre los más comunes están las pulgas y las garrapatas. Hay quienes creen que estos parásitos los producen los propios perros, lo que es totalmente falso. Estos animales parásitos viven en la naturaleza, se reproducen, nacen y se alimentan de la sangre de nuestras mascotas, igual que lo hacen con los mosquitos. Esperan la ocasión para saltar sobre la mascota y alimentarse del “ impuesto anfitrión”, para evitar estos indeseables visitantes se deberá aplicar productos antiparasitarios. El veterinario recomendará el adecuado según edad de la mascota; suelen ser en Spray, talcos, jabones garrapaticidas, shampoo o pastillas.

Una grave consecuencia de la picadura de la garrapata es que puede transmitir la enfermedad de la ERLIQUIA (una verdadera pandemia en nuestro país). La infección es asintomática. El animal poco a poco empieza a sentirse débil a dormir más, a estar más tranquilo y en muchos casos muere porque a tiempo no se llevó al veterinario.

Si hay garrapatas el riesgo de infección es muy alto. Lo recomendable en todos los casos es eliminar la plaga y llevar a la mascota al veterinario, un análisis de sangre determinará el tratamiento a seguir.

Todo esto parece complejo, pero es sencillo si se mantiene un cuidado responsable y se visita al veterinario regularmente. Tu mascota debe ser desparasitada cada tres meses y vacunada una vez al año. Cuando cuidas a tu mascota, estas cuidando a toda tu familia y a todos en tu entorno.

Tener una mascota no es una obligación, pero si es una obligación cuidarla y respetar tu entorno.

Disfruta de la revista Digital

Check Also

Zoonosis: entenderla y protegerse

Por Hans J Graf @hansgrafbogran www.hansgraf.com El término proviene del griego. Se refiere a las …

http://www.themesfreedownloader.com latest government jobs stock market tutorial