lunes, marzo 18, 2019
Breaking News
Home | Placeres | Mundo Animal | Zoonosis: entenderla y protegerse

Zoonosis: entenderla y protegerse

Por Hans J Graf @hansgrafbogran www.hansgraf.com

El término proviene del griego. Se refiere a las enfermedades que pueden ser transmitidas por los animales a los humanos. En este caso, nuestras mascotas pueden afectarnos. Hay que tomar ciertas precauciones para evitar males mayores. El principio básico es la higiene.

Cuántas veces no hemos oído sobre los peligros de tener un gato en casa, o como los perros pueden enfermar a sus amos o causar males a una mujer embarazada. En torno a la tenencia de mascotas en casa y el riesgo que estas representan para la salud, hay muchas verdades, pero también unos cuantos mitos que conviene desmontar. La enfermedades transmitidas por animales han estado presentes por siglos, y el principal mecanismo de prevención es estar bien informado y, sobre todo, bien aseado.

Lo primero es entender que todas las mascotas son potenciales transmisores de enfermedades y estas se pueden transmitir a través de hongos, bacterias o parásitos que entran por via oral, mucosas , via aérea o incluso por heridas en la piel. Una buena parte de las bacterias suelen habitar en las vías respiratorias y el sistema digestivo de las mascotas, sobre todo el caso de perros y gatos.

Clamidia (CHLAMYDIA PSITTACI) en los pájaros; bacterias intestinales como la salmonella o el e coli en anfibios, pájaros, reptiles o peces; gusanos de anillo en perros y gatos, son algunas de las manifestaciones de ciertos mecanismos de contagio que se debe tener presentes.

Mayores riesgos

Entre los grupos mas vulnerables, se encuentran los niños. Debido a que sus sistema inmunológico esta en desarrollo son más vulnerables. además hay que recordar que los niños suelen llevarse constantemente las manos a la boca y este es uno de los principales canales para esparcir un infección o invitar a una bacteria a nuestro sistema.

Las personas mayores también deben tomar especial cuidado, debido a la fragilidad de sus sistemas inmunológicos. Sobre todo al estar en el ambiente en el cual viven los animales. Hay que recordar que todos tiene la posibilidad de transmitir enfermedades.

Bacterias y otro tipo de enfermedades zoonificas pueden provenir de diversas fuentes. por ejemplo la salmonella ha sido aislada y detectada en anfibios y reptiles. Esto quiere decir que debe tener cuidado, por ejemplo, con las tortuguitas o lagartos como mascotas. En todo caso, no hay que alarmarse, recuerde que la salmonella también se puede contagiar por contacto con carne de pollo, huevos, leche o ciertos vegetales. En el fondo, no se trata de alarmarnos y aislar a las mascotas o rechazarlas, sino de adoptar medidas preventivas.

Prevenir es la clave

Si lo muerde un perro o su gato le rasguña, limpie inmediatamente la herida, desinfecte. Hay varias marcas de ungüentos antibióticos que puede tener a mano. Debe contactar a su médico si la herida es grave. Si tiene heridas profundas en su piel, evite estar en las áreas cercanas a las cajas de arena o sitios designados para que las mascotas hagan sus necesidades.

Es importante siempre lavarse las manos luego de limpiar las cajas de arena de su gato o recoger los periódicos o excrementos de sus perros. También al lavar peceras, tanques de agua o jaulas de pájaros, es importante desinfectarse bien. Agua, jabón, gel antibacterial, cualquier mecanismo para romper la cadena de transmisión es bueno.

Evite tener a sus mascotas en la cocina o en areas donde se manejan y preparan alimentos. Ni se le ocurra bañarlos en el lavaplatos. Eso de que duerman en su cuarto no es recomendable, hay que asignarles su espacio y usted asignarse el suyo.

Recuerde que sus mascotas son parte de la familia y como tales, deben estar sujetas a normas y reglas que permitan el bienestar de todos, pero al final del camino, usted debe poner las reglas para su salud y la de su entorno familiar.

6 tips para infantes

La mayoría de las mascotas no son recomendables para niños menores de 5 años. No es en modo alguno un buen regalo para un infante. Cada cosa a su tiempo.

Sus hijos siempre deben estar supervisados cuando estén con sus mascotas. Sobre todo en los primeros ciclos de contacto.

Siempre deben lavarse las manos luego de jugar con sus mascotas por tiempo prolongado y cuando vayan a hacer otra actividad. Por ejemplo, nunca comer sin lavarse las manos.

Los niños no deben ser los responsables únicos por limpiar las zonas de vida de las mascotas. Supervisión de un adulto es necesaria.

Prohiban los besos a las mascotas en sus hocicos. No es un acto de cariño, por el contrario, es un riesgo para sus hijos.

Si su hijo tiene heridas en sus manos o piernas no debe estar cerca del habitat de sus mascotas ni ayudar en la recolección de desechos.

Un “vet” aliado

Su veterinario es el mejor aliado. El puede recomendarle productos para desparasitar y controlar las pulgas, así como vacunas y curas. También la realización de pruebas a las haces de sus mascotas para descartar ciertas bacterias.

Check Also

Casa para ronronear a gusto

Tener gatos es un reto, una tarea con sus dificultades y compromisos. Es toda una …

http://www.themesfreedownloader.com latest government jobs stock market tutorial