sábado, enero 18, 2020
Home | Sala Verde | Ecolujo: Vidas amigables con el ambiente

Ecolujo: Vidas amigables con el ambiente

Contrario a lo que podría pensarse, llevar una rutina 100% ecológica resulta más costoso y complicado que cumplir los principios de reutilizar, reducir, y reciclar, que se han hecho mundialmente reconocidos como maneras de disminuir nuestra huella de carbono en el mundo. En esta nota, conocerá casas, automóviles, ropa y hasta lavadoras ecológicas

Por Yesmín Sánchez

Se acerca el nuevo año y con él, las renovadas promesas de quitarnos esos kilos de más, de mejorar como personas y de ser más amigables con el ambiente. A continuación algunas ideas que debe conocer para reducir su efecto contaminante.

Algodón orgánico para la ropa

El estilo de vida sostenible ha llegado hasta la forma de vestir. Este tipo de ropa se fabrica de forma natural, es respetuosa con el ambiente. Para su fabricación se utilizan tejidos naturales y ecológicos, a base de materias primas como el lino, el algodón orgánico o las fibras naturales.

Adicionalmente, son hipoalergénicos y la principal preocupación de quienes intentan vivir de forma ecológica, el precio, no necesariamente es más elevado en comparación al resto de la ropa. De hecho, grandes cadenas de la insdustria textil como la sueca H&M ya cuentan con colecciones de ropa orgánica.

Las alternativas tradicionales de reducir, reciclar y reutilizar siguen siendo opciones posibles. También podemos hacer que nuestra ropa sea más ecológica si reciclamos lo que podamos, regalamos lo que no queramos y reutilizamos las prendas durante varias temporadas. Asimismo, debemos saber que hay tejidos tremendamente nocivos para el ambiente. Por ejemplo, evitar las telas sintéticas para cuya fabricación se requiere más daño al entorno.

Casa ecológica

A diferencia de lo que muchos quieren creen, una casa ecológica y autosuficiente es tanto o más cómoda que una casa tradicional. La idea de este tipo de construcciones es ahorrar en materiales y utilizar aquellos que dañen lo menos posible el ambiente, además de suprimir necesidades irreales.

Uno de los elementos que se debe tener en cuenta al momento de construir una casa ecológica es la posibilidad de recibir luz solar directa la mayor parte del día.

Esto por dos razones: la primera porque es la principal fuente de energía de aquellas construcciones que cuentan con paneles solares y la segunda porque, al recibir más luz directa reduce el consumo de electricidad para iluminarla.

Otro punto a considerar son los materiales. Se recomienda que vengan directo de la naturaleza o que para su fabricación no se requieran procesos industriales.

Con respecto al agua, lo ideal es que para reducir su consumo se aproveche la que cae en forma de lluvia para que sea depositado en tanques especializados para ese fin.

Y como la diversión y la ecología no deben estar reñidas, actualmente son tendencia las piscinas naturales que no requieren de tratamiento con cloro que contamine ni la utilización de motores que filtren el agua, sino que se integran perfectamente a la naturaleza y a través de un sistema de filtrado ecológico, conserva su frescura.

Paneles solares

La producción de energía solar de forma natural es una tarea pendiente de la tecnología pero que no ha parado de desarrollarse. Consiste en convertir los rayos solares en calor o electricidad para provecho de la vida diaria.

Una de las alternativas para lograrlo es mediante placas solares fotovoltaicas que sean capaces de transmitir la corriente necesaria para encender las luces de la vivienda o lograr hacer funcionar los electrodomésticos.

Para ello, se han comenzado a comercializar los kit fotovoltaicos que cuentan con las placas solares, un inversor de batería y un regulador que vigila que la batería no se recargue excesivamente.

La ventaja de esta opción es que son prácticos, fáciles y rápidos de montar, de hecho, traen las instrucciones necesarias para que con pocas herramientas y disposición, cualquier persona lo pueda hacer por sí mismo. Requieren de poco mantenimiento y son resistentes al viento y a la lluvia.

Los precios varían de acuerdo al tamaño de la instalación, el uso final de la energía y la estructura que soporta la instalación. Todo esto determinará la potencia que necesitamos y obviamente a mayor potencia; más costoso resultará.

En Europa el precio de todo el kit varía entre 600 y 800 euros.

Lavadora ecológica

En materia de electrodomésticos se recomienda utilizar los que tengan el menor consumo de energía. Además del consumo de electricidad que implican las tradicionales, se agrega el derroche de agua (entre 50 y 100 litros de agua por lavada). Aunque es cierto que siempre existirá la versión más ecológica de lavar a mano, se trata de un proceso poco eficiente.

La lavadora ecológica Drumi de Yirago promete resolver estos problemas. Funciona sin electricidad, tarda cinco minutos en lavar y sólo necesita diaz litros de agua. Aunque sólo puede lavar 5 o 6 prendas, es ideal cuando tienes poca ropa sucia o necesitas lavar una sola pieza de última hora.

Se trata de una lavadora a pedal por lo que cumple una doble función, amigable con el ambiente y con tu cuerpo ya que te obligará a hacer ejercicio para hacer funcionar la fuerza centrífuga que le permite lavar la ropa.

Primero introduces cinco litros de agua, jabón, y la ropa. Tras pedalear dos minutos sacas el agua enjabonada, vuelves a introducir otros cinco litros de agua para aclarar, y pedaleas otros dos minutos. Por último, sacas el agua y vuelves a pedalear otro minuto más, para simular el centrifugado. Todo esto por un precio de 100€.

Eco-vehículo

Una de las mayores preocupaciones de las personas sensibles por su huella de carbono es la necesidad de trasladarse de forma eficiente y segura. Si bien siempre existirán los transportes con tracción humana como la bicicleta, no son una opción para grandes distancias.

Con el crecimiento aumento de combustibles así como el exceso de contaminación, ha llevado a las empresas automotrices a buscar nuevas alternativas que empleen otras fuentes de energía.

Dentro de las posibilidades se encuentra el vehículo eléctrico que utiliza baterías de litio o hierro. Aunque para poder cargarlos se requiere conectarlos a una fuente eléctrica, dicha carga luego puede durar hasta 08 horas. Dentro de este grupo ya se cuentan el Nissan Leaf o el Renault Twizy.

En la categoría de vehículos híbridos, es decir, aquellos en los que el motor principal se apoya en uno eléctrico secundario. Sin embargo, sólo funciona a una velocidad más baja y no ofrece total autonomía ya que el motor eléctrico no puede sostener en su totalidad el funcionamiento del vehículo.

La última tendencia en esta materia son los vehículos eléctricos de autonomía extendida, en esta variante sucede exactamente lo contrario que con los híbridos normales, ya que son autos eléctricos que se apoyan en un motor de combustión con el fin de obtener mayor autonomía (de hasta 600 kilómetros).

Este motor de combustión funciona únicamente para recargar la energía de las baterías dejando el resto del trabajo al motor eléctrico. Dentro de los modelos de este tipo se pueden mencionar el Chevrolet Volt, una variante del Mazda 2.

Por último pero no menos importante, se encuentran los autos que funcionan a base de hidrógeno los cuales funcionan a partir de una reacción química del hidrógeno y oxígeno la cual genera energía y a la vez libera agua.

Si bien aún esta opción se encuentra en desarrollo, ha sido una de las menos aceptadas debido a que las empresas automotrices consideran poco viable el uso de este sistema, debido a los cuidados que requiere el vehículos y lo inestable que puede resultar el hidrógeno.

Fuentes consultadas: https://www.unocero.com/2014/02/14/autos-ecologicos-cuales-son-y-como-distinguirlos/ http://www.digitaltrends.com/home/the-drumi-is-a-foot-powered-washing-machine/

Check Also

La Navidad siempre es verde

Por Heidy Ramírez S — @ideagenial Cuando estamos en plena celebración de cualquier festividad, bajo …

http://www.themesfreedownloader.com latest government jobs stock market tutorial